La CIBERresiliencia se impone en las empresas pero la nueva regulación NIS2 obligará a pasar a la contraofensiva

Partiendo de la inevitabilidad de sufrir un incidente de ciberseguridad, la CIBERresiliencia es una estrategia para que las organizaciones puedan continuar con sus operaciones ante un ciberataque. La sociedad y más el entorno empresarial no obliga a ser ciberresilientes. Y es que hay una razón social: cuánto más empresas CIBERresilientes menos posibilidad de triunfo por parte de los ciberatacantes.

Deja un comentario