Vulnerados los derechos de una familia que registró varias manifestaciones ante su casa

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha declarado vulnerados los derechos fundamentales a la integridad física y moral y a la intimidad de una familia de Las Palmas de Gran Canaria que registró en la puerta de su casa más de sesenta manifestaciones contra una antena de telefonía móvil, situada en la azotea de un edificio cercano que es propiedad de los recurrentes, que lo tenían arrendado a la compañía Orange.

Deja un comentario